Los mejores vinos espumosos no solo son para brindar.

0 compartido
0
0
0
0
(0)

Cavas, champagnes y proseccos son el acompañante perfecto para infinidad de platos.

Hoy os vamos a mostrar como maridar algunos de los mejores espumosos con diversos platos.

No quiero decir que no brindéis con vinos espumosos, por supuesto que no, simplemente daros algún consejo de en qué ocasiones disfrutar de un cava (ideas de cócteles con cava) o champagne más allá del típico brindis de fin de año o la boda del año.

Una de las características fundamentales en los vinos espumosos son las burbujas, que aportan textura y frescor en cada sorbo. Gracias a su elevada acidez y su ligero amargor, lo convierten en el aperitivo ideal, ya que nos hacen salivar y abren el apetito.

Muchos quesos tienen como acompañante grandes espumosos. Una técnica de maridaje es el contraste y la acidez de este producto, que nos limpiará el paladar de la grasa de los quesos. Esta característica es una de las más apreciadas en los mejores vinos espumosos del mundo.

Elegir un espumoso de larga crianza Brut Nature como Gramona III Lustros es perfecto para acompañar al jamón ibérico de bellota. La complejidad de este producto nos aguantará el sabor del jamón, la acidez potenciará el sabor y nos quitará el exceso de grasa del paladar.

Los mejores vinos espumosos no solo son para brindar.
Los mejores vinos espumosos no solo son para brindar.

Las ostras encuentran en el Champagne unos de los mejores acompañantes. El resultado es el mismo que el de añadir limón a este producto increíble. La característica de la acidez suma potencia al conjunto del sabor, de forma que esas ostras nos van a saber aún más a mar. Un champagne como los François Secondé, son ejemplos para un perfecto maridaje. Otros como Laurent Perrier Ultra Brut o Bollinger RD Extra Brut, son también muy secos y nos encajarán a la perfección con este producto.

En cuanto a los postres, una de las características que puede cumplir un vino espumoso, es que sea extra dry. Si servimos un producto demasiado seco con platos dulces es posible que no sea de nuestro gusto. Un ejemplo estupendo para maridar con postres es el vino espumoso italiano Posecco Biciclette e Pesci Doc.

Esperamos ayudaros a disfrutar más de los vinos espumosos con nuestros consejos, pero sobre todo no queremos coartar la libertad de cada uno de beber y comer lo que le apetezca, ¡porque ese es el mejor maridaje!

¡Chin chin, wine lovers!

¿Te ha gustado este contenido?

¡Puntúalo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Compártelo en las redes sociales!

0 compartido
También podría interesarte...